Hoy concluyó la temporada 2017 con el último partido frente a Dynamo The Woodlands.

El primer tiempo sufrido, con pocas llegadas de ambos equipos, pero sin exigencia para los porteros. Bien plantados ambos lados, defendiendo el balón. Parecía que todo terminaría en un empate, pero al pasar los minutos crecía el nerviosismo por el riesgo de recibir un gol y arriesgar el campeonato.

Terminó el primer tiempo y los papás comentábamos sobre las intenciones de Dynamo y si tenían jugadores prestados, ya que, aún empatando el partido, el equipo de Houston Dynamo Young West, que ostentaba el 2do. lugar con 16 puntos, debía ganar al equipo contario de su misma casa, Houston Dynamo Young Black.

Quedando Junior con el empate y ganando Houston Dynamo Young West en su partido, empatarían primer y segundo lugar con 19 puntos, solo ganado Juniors por diferencia de 7 goles.

Quién podía predecir que Dynamo Young West ganaría 11 – 0 a Dynamo Young Black y que nuestro empate nos dejaba en segundo lugar.

Pero el destino ya estaba escrito. Juniors salió a la cancha con decisión en el segundo tiempo y con un centro de Ramiro Berner por la banda, Arturo Quiroga se mete al área chica y empuja el balón con toda la ambición de anotar el primer gol del encuentro.

Minutos después Gabriel León, casi desde media cancha tira hacia la portería y el balón bota frente al portero en una mala salida y falta de cálculo, pasando el esférico por encima, sin oportunidad de detener el viaje del balón y se anotaba así el segundo.

Aquí el momento del gol.

Llegaría la respuesta del Dynamo, con un tiro al travesaño, pero el balón rebotó hacia afuera y solo terminó en un pequeño susto para nuestro gran portero Rodrigo Ramírez.

Antes de concluir el partido llegaría un saque de mano por la banda derecha, en donde Reinaldo Perera cambió de juego con un pase largo, dejando a Ronaldo Tello frente al guardameta y en el momento preciso, con un tiro cruzado, anotó el tercero.

Ahora a seguir trabajando, ya que Juniors 2002 sube a primera división de su liga. Muchas felicidades a este gran equipo. Se merecen el festejo.

Felicidades a los entrenadores Julian Marino, Rodrigo Rojas y Mario Araujo, por el empeño y cariño que dedican a estos jóvenes. Ustedes hacen la gran diferencia en el futuro de estos chicos.